Sunday, January 13, 2008

PERSPECTIVAS DE BEATIFICACIÓN 2008

Para el 2007 pronosticamos cabalmente en este blog que el año pasado sería «un año de no acción» para la causa de beatificación de Mons. Romero, salve de algunas conmemoraciones que se marcaban el año pasado. El pronóstico resultó correcto, a pesar de que hubieron varios desarrollos positivos en la causa de beatificación. De nuevo este año analizamos de que la posibilidad de una beatificación en el 2008 es baja, pero consideramos que podrán haber avances considerables que hagan ese resultado más probable en los próximos años.

La razón principal que reduce la probilidad de una beatificación este año es la cercanía de la elección presidencial en El Salvador el próximo año, 2009. El peligro de la «politicización» de la figura de Mons. Romero ha sidola preocupación principal en el Vaticano, que ha prolongado el proceso de beatificación de Mons. Romero. Esto fue confirmado por el papa Benedicto XVI en sus comentarios a la prensa en mayo del año pasado en que consideró que «el problema» en la causa de beatificación Romero ha sido «que una parte política lo quería tomar para sí mismo como bandera» partidista, refiriendose a la acusada manipulación de la figura del obispo mártir por la izquierda en El Salvador. Tomando en cuenta esta consideración, es muy evidente que no se podrá gestionar una beatificación con la elección en El Salvador pendiente, mucho menos cuando asuntos políticos relacionados con el caso Romero están en juego, como lo están en El Salvador, con la izquierda política acusando al gobierno de derecha de no cumplir con las recomendaciones por la Corte Internacional de Derechos Humanos en el caso. Lo más prudente en este caso, desde el punto de vista de la Iglesia, sería dejar que estos asuntos se resuelvan, antes de beatificar al que sigue siendo una figura controvertida para algunos sectores de la Iglesia.

Pero si bien es cierto que para el año en curso no hay mucha expectativa, tambien se deben reconocer los puntos positivos que se pueden establecer en el 2008. El primero es el nombramiento de un nuevo Arzobispo de San Salvador, que se espera para este año, despues de la renuncia por razones canónicas del arzobispo actual. El prelado responsable por la diocesis de origen del candidato a la santidad juega un papel inprescindible en el proceso de canonización. En segundo lugar, la elección del nuevo presidente y del nuevo gobierno, tambien tendrá que ver, ya que si el nuevo gobierno es más abierto a la canonización de Mons. Romero, la «politicización» de la cuasa será mucho menor a lo que se puede dar con un gobierno de derecha. Entonces, estos dos procesos, el del nuevo arzobispo y el del nuevo presidente, tendrán algún impacto sobre el proceso de beatificación.

En el ámbito religioso, el elemento de vigilar es la publicación de una nueva esperada encíclica social por el papa Benedicto. Según algunos reportes, esta se espera para el 19 de marzo, escasamente cinco dias antes del aniversario de Mons. Romero. El año pasado, Benedicto recordó el aniversario de Mons. Romero cuando este coincidió con su oración del «Angelus» del 25 de marzo. En sus cartas encíclicas anteriores, Benedicto tambien ha reconocido a obispos destacados en el tema que estas trataban. Por ejemplo, en «Deus Caritas Est», el santo padre reconoció a obispos progresivos que habían estado al vanguardia del tema social cuando la jerarquía no habia registrado el problema. Escribía el papa: «Se debe admitir que los representantes de la Iglesia percibieron sólo lentamente que el problema de la estructura justa de la sociedad se planteaba de un modo nuevo. No faltaron pioneros: uno de ellos, por ejemplo, fue el Obispo Ketteler de Maguncia». El santo padre escribía esto como un dato de fondo, recalcando la historia de la doctrina social en sus orígenes en el siglo XIX. Será interesante ver que dirá el santo padre sobre la situación actual o reciente, en que otros autores siempre han reconocido el papel importante de Mons. Romero.
Post a Comment