Tuesday, February 07, 2012

«PARA ESTÍMULO DE LA CARIDAD Y LAS BUENAS OBRAS»


Mons. Romero y el Papa Benedicto XVI coinciden desde los lemas elegidos por la Fundación Romero para el XXXII aniversario del martirio de Mons. Romero y por el Santo Padre para la Cuaresma del 2012. El pontífice anuncio un texto bíblico tomado de la Carta a los Hebreos: “Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras” (10,24) como el foco de reflexión para la Cuaresma, mientras que la Fundación tomó una cita de una homilía de Mons. Romero como el lema de la conmemoración de su aniversario, en que monseñor exhortaba, “Ya basta de sufrimientos para el pueblo” (Homilía 23 de septiembre de 1979).

La armonía entre los dos mensajes se pondrá en evidencia el 24 de marzo, cuando el papa se encontrará por primera vez en tierras latinoamericanas durante un aniversario del martirio de Mons. Romero: el papá llegará a León, Guanajuato (México) el 23 de marzo y permanecerá hasta el 26. Tanto la presencia cuaresmal del Papa en México como la conmemoración del XXXII aniversario de Mons. Romero tendrán como marco un espiral de violencia delictiva que azota la zona, y Mons. Ricardo Urioste, presidente de la Fundación Romero, explica que en este aniversario, el “grito de Monseñor por el dolor del pueblo, hoy sería más angustioso”. (Reflexión de Mons. Ricardo Urioste.) “El sufrimiento del pueblo continúa con más intensidad que entonces”, explica el clérigo. “Y él hablaba de la violencia que está a la base de todas las violencias: la injusticia social y el no participar los ciudadanos en la gestión pública del país”. (Ibid.) Al confirmar su visita durante una misa en honor a la Virgen de Guadalupe en la Basílica de San Pedro, el Papa esmeró a los países de la región a que “continúen avanzando sin desfallecer en la construcción de una sociedad cimentada en el desarrollo del bien, el triunfo del amor y la difusión de la justicia”. (Santa Misa por América Latina, 12 de diciembre del 2011.)

Explicando el sentido profético del lema cuaresmal del papa, el Cardenal Robert Sarah (Guinea) explicó que “la Iglesia se hace profeta en este mundo de hoy por denunciar en concreto la falta de Dios. Esta es la verdadera raíz de las injusticias que nos rodean”. (Conferencia de Prensa, 7 de febrero del 2012.) Pero, el papa lamenta—dijo el Cardenal Sarah—que, “se está realizando una trasferencia semántica, según la cual en nuestro momento histórico la presencia profética de la Iglesia en el mundo comporta la denuncia social de situaciones injusticia y de pobreza” (Ibid.), olvidándose de la denuncia más profunda que es la falta de Dios. Sin embargo, la misión de la Iglesia no se cumpliría si “se limitara a estos fenómenos externos, sin ir a las raíces morales de estas injusticias”. (Ibid.) La misma observación hizo Mons. Romero en su última homilía: “¡Qué fácil es denunciar la injusticia estructural, la violencia institucionalizada, el pecado social!” (Hom. 23 de marzo de 1980.)  Como el papa, Mons. Romero insiste que debemos ir a las causas raíces:  “¿dónde están las fuentes de ese pecado social?: En el corazón de cada hombre ... Por eso, la salvación comienza desde el ... arrancar del pecado a cada hombre”. (Ibid.) 

El mensaje de Mons. Romero encaja con el lema del papa, cuando Mons. Romero nos dice que basta con sufrimientos para el pueblo, y el Santo Padre nos exhorta a emprender buenas obras de caridad, que aseguran el triunfo del amor y la difusión de la justicia—lo que se consigue desde una apertura interior a Dios.
Post a Comment