Friday, June 29, 2018

San Pablo y San Óscar


AÑO JUBILAR por el CENTENARIO del BEATO ROMERO, 2016 — 2017:
#BeatoRomero #Beatificación
La logística de la ceremonia de las canonizaciones del Papa Pablo VI, Mons. Óscar A. Romero y otros, ha cobrado claridad tras la publicación de indicaciones de las diócesis de Brescia (sede de la causa del Papa Montini) y San Salvador (por el mártir salvadoreño).  Según las instrucciones, el Vaticano dejará a las diócesis de origen organizar la asistencia de sus devotos, otorgando a cada una un bloque de boletos de ingreso a la ceremonia para repartir a sus grupos de fieles; la Arquidiócesis de San Salvador tendrá 2.500 asientos en una zona asignada en la ceremonia.
Las gigantografías de siete nuevos santos adornarán la fachada de la Basílica de San Pedro.  Pablo VI y Mons. Romero (foto) ocuparán el lugar central, como lo han hecho en toda la cobertura en los medios; el Papa al lado izquierdo, y el arzobispo mártir a la derecha; los dos rodeados de cinco santos más.  El presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén asistirá a la ceremonia y estará sentado en la sección VIP, al lado derecho del altar papal.  En ese sector estará también Cecilia Maribel Flores de Rivas y su familia, los beneficiarios del milagro que posibilitó la canonización; como también los dos hermanos sobrevivientes de Romero y otros familiares.
La sección de asientos al costado izquierdo estará reservada para obispos, incluyendo la conferencia episcopal de El Salvador en su totalidad.  La ceremonia tendrá lugar durante un sínodo de obispos, lo que significa que estarán presentes muchos obispos de todo el mundo: el sínodo del 2015 fue asistido por más de 250 obispos.  Si para algo vale canonizar Romero en Roma y no en El Salvador como lo había querido su gente, será para grabar la imagen de Romero en las mentes de los obispos del mundo reunidos allí.  En frente de los obispos, las primeras filas en la plaza San Pedro estarán designadas para sacerdotes concelebrantes, que también serían numerosos.
Se espera que entre 70.000 y 120.000 fieles podrían asistir, según la afluencia a recientes ceremonias.  Los fieles deberán obtener boletos de ingreso de la Arquidiócesis de San Salvador (no se repartirán en agencias de viaje, como se había supuesto aquí).  Deberán adquirir sus boletos de ingreso en lo que queda de junio y todo julio, inscribiéndose como “peregrinos” con la Arquidiócesis, que ha publicado formularios de inscripciones según varias categorías:
Los boletos serán repartidos a las personas inscritas (por medio de los organizadores de cada grupo) el sábado antes de la ceremonia, entre 3 y 6 de la tarde al costado derecho (visto de frente) de la Columnata de la Plaza San Pedro.  Ya con sus boletos en mano, los peregrinos deberán presentarse el domingo 14 a las 7 de mañana para ingresar ordenadamente a sus lugares designados.
Dentro de la ceremonia, Romero se convertirá en el doceavo santo nacido en las Américas.  Su título oficial será “San Óscar Arnulfo Romero, Obispo y Mártir”, aunque para muchos ya es “San Romero de América”.
Post a Comment