Friday, June 10, 2016

El último viaje de Monseñor Romero



BEATIFICACIÓN DE MONSEÑOR ROMERO, 23 DE MAYO DEL 2015


Un salvadoreño cruzó la frontera estadounidense después de caminar los pasos de tantos otros inmigrantes que desembocan del desierto de Sonora para pasar a Tijuana y después a San Diego, California del Norte.  Se trata de Mons. Óscar A. Romero, el Beato, cuya imagen ha sido llevada en una peregrinación denominada “Paso del Emigrante”, desde su nativo país hasta la gran nación del Norte.  La caravana arribó en Estados Unidos este jueves 9 de junio, a pocos pasos de su destino final que la llevará a la Iglesia Episcopal La Trinidad en Los ángeles, este domingo 12 de junio.

La imagen del Beato Romero fue portada en una carroza constituida sobre un pickup que la llevó desde El Salvador hasta Estados Unidos, en un peregrinaje ideado por el Consejo Romerista Intersectorial de El Salvador (CRIES) como una forma de evidenciar los graves riesgos que atentan contra la vida y la libertad de las personas cuando se ven obligados a migrar de su país.  CRIES está conformado por diversas organizaciones, entre estas la Federación Luterana Mundial/Departamento de Servicio Mundial; la Iglesia Anglicana Episcopal; y representantes de otras instituciones.
El asesinato de Mons. Romero desató la guerra civil salvadoreña, que desencadeno una gran oleada de refugiados salvadoreños que viajaron a Estados Unidos durante los años ochenta.  Hoy en día, la migración de centroamericanos hacia Estados Unidos, como también la migración de refugiados africanos hacia Europa son dos de las más graves crisis humanitarias que desafían la comunidad internacional. 
La peregrinación inició con un recorrido adentro de El Salvador, que la llevó a lugares icónicos como los pueblos de Aguilares y El Paisnal, tierras del otro gran mártir salvadoreño, el P. Rutilio Grande.  Pasó por la Catedral Metropolitana de San Salvador y por la Capilla del Hospitalito Divina Providencia, donde el Beato Romero vivió su martirio.  La peregrinación recorrió 10 departamentos, 27 municipios, 32 iglesias y hubo participación de más de 10 mil personas por el interior del país.
La comitiva estuvo presente cuando oficiales del Correo Salvadoreño develaron sellos postales con el esquema "Monseñor Romero, el paso de la persona migrante", en apoyo al peregrinaje.
Dejó El Salvador el 28 de mayo y siguió un recorrido que la llevo por estos puntos geográficos:
  • El Progreso, Jutiapa, en Guatemala, el 28 de mayo;
  • Ciudad de Guatemala, el 29 de mayo;
  • Quetzaltenango, Guatemala, el 30 de mayo;
  • Tecún Umán, Guatemala; ingresando a México por San José de Tapachula, el 31 de mayo;
  • Tierra Blanca, Veracruz y Oaxaca, el 2 de junio;
  • Pasando por la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en México, D.F., el 3 de junio;
  • Guadalajara el 4 de junio;
  • Cruzando el desierto de Sonora el 7 de junio; y
  • Alcanzando el perímetro estadounidense el 9 de junio.
A lo largo de la ruta, se visitó lugares de importancia a la difícil situación de los migrantes, incluyendo refugios, santuarios e Iglesias.

El paso de la peregrinación por cuatro países americanos ha resaltado la figura del Beato salvadoreño poniendo en evidencia el ideal de “San Romero de América”.  El viaje también obedece a una tradición de llevar iconos religiosos de El Salvador al exterior—hace varios años, se llevó de manera similar a una imagen del Divino Salvador del Mundo, el patrono salvadoreño a Los Ángeles, donde ahora figura en la celebración anual del “Día del Salvadoreño” en esa ciudad.

Post a Comment