Monday, March 25, 2013

CONMEMORACIÓN EN LONDRES


Traducción Super Martyrio
Google Translate
English | italiano

Alrededor de 250 personas desafiaron condiciones tempestuosas en Londres el sábado por la mañana para asistir al servicio ecuménico de este año para conmemorar el 33º aniversario del asesinato del arzobispo Oscar Romero de El Salvador. Celebrada en la Iglesia San Martín del Campo en Trafalgar Square, la actividad fue organizada por la Archbishop Romero Trust y Pax Christi. La presentadora principal describió a Romero como “un gran santo de nuestro tiempo”.
Se trataba de Marie Dennis, co-presidenta de Pax Christi Internacional, el movimiento mundial de paz católico y Embajadora de la Paz por Pax Christi EE.UU., con amplia experiencia en el trabajo de cabilideo político en Washington sobre temas de justicia y paz. Ella es también co-autora de siete libros, entre ellos “Oscar Romero: reflexiones sobre su vida y escritos” y “Un retiro con Oscar Romero y Dorothy Day: Caminando con los pobres”.

Romero cuestionó reiteradamente la cultura de la muerte”, dijo, “aquella en que él estaba directamente inmerso, pero también sus raíces y expresiones más allá de El Salvador”. Sugirió que “a lo que Romero resistió fue a la muerte, a la muerte de niños enfermos con enfermedades curables, a la muerte de la esperanza en los jóvenes, a la muerte de los que se enfrentaban a los dioses de la muerte - a la muerte de la guerra, de la tortura, de la pobreza, del cinismo o de la desesperación”.

Romero tenía la “creencia inequívoca en la resurrección” opina ella, “y se nos invita de nuevo - desde la vida y el testimonio de este gran santo de nuestro tiempo - a hacer lo mismo”. Dennis pidió un replanteamiento de lo que entendemos por seguridad, diciendo que “la orquestación del miedo y la respuesta al miedo orquestado se han convertido en la principal ocupación de demasiada gente”.

Al principio, la congregación puso velas alrededor de un busto de Romero, quien fue asesinado por un escuadrón de la muerte derechista el 24 de marzo de 1980, mientras celebraba la misa. Ocurrió el día después que dio un sermón pidiendo a los soldados salvadoreños, como cristianos, obedecer a la orden superior de Dios y dejar de llevar a cabo la represión del gobierno y sus violaciones de los derechos humanos más básicos. De acuerdo con una audio-grabación de la misa, le dispararon mientras eleva el cáliz al final del rito eucarístico.

Se oró en el servicio del sábado por el progreso de la causa de canonización de Romero y, al concluir el servicio, el Embajador de El Salvador a Gran Bretaña, Werner Matías Romero, describió 2013 como un año “de esperanza para El Salvador, especialmente con la elección del primer Papa latinoamericano”. Informó que cuando la primera dama del país, Vanda Pignato, conversó con el Papa Francisco después de su inauguración la semana pasada y le mostró su pin que llevaba una imagen de Monseñor Romero, el Papa, “expresó su deseo de tener un proceso de canonización rápido de Monseñor Romero, como reconocimiento a su legado”.

Monseñor Romero nos enseña a ser solidarios con los pobres”, dijo Marie Dennis. Parecía totalmente apropiado entonces que alrededor de una docena de personas sin hogar, que habían dormido en San Martín del Campo durante la noche, permanecieron allí durante el servicio. De hecho, las lecturas y la música fueron acompañadas por un suave y contínuo roncar. ¡Monseñor Romero lo habría aprobado!
Post a Comment