Sunday, January 26, 2014

Cardenal O'Malley recuerda a Mons. Romero


Foto Boston Globe.

El cardenal Sean P. O'Malley, arzobispo de Boston y miembro del consejo de cardenales que asesora al Papa Francisco, rindió homenaje a Monseñor Óscar A. Romero de El Salvador (1917-1980) en una vigilia por los mártires patrocinada por la Comunidad Sant’Egidio el sábado 25 de enero de 2014. Según el Boston Globe, “O'Malley habló a los feligreses rebosando las bancas” de la Basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en la sección de Mission Hill de Boston “sobre los siglos de persecución de los cristianos y la importancia de esta historia como un elemento unificador entre las denominaciones”, y les dijo que el mártir del que había sido más cercano es Mons. Romero.
Nunca olvidaré el día de su funeral”, O'Malley dijo a la congregación. Durante el servicio al que asistieron unos 250.000 enlutados, decenas de personas murieron mientras se oyeron disparos y estallaron bombas de humo. Después “todo lo que se podía ver en la plaza eran zapatos y sandalias que habían sido arrancados en el pánico”, dijo O'Malley.
En su blog, el cardenal O'Malley relata que pasó un mes en México durante la reunión en Puebla en 1979 de de la Conferencia Episcopal de América Latina, “y allí pude conocer bien a Monseñor Romero. Luego, en los años en el Centro Católico tuve mucho contacto con él”. O'Malley señala que ha ido a San Salvador a celebrar Misa en el altar de la capilla del hospital para cancerosos, donde Romero fue asesinado, “y siempre me resulta muy conmovedor hacerlo”.  En su blog, O'Malley habla favorablemente de la causa de canonización de Monseñor Romero: “El Papa Juan Pablo II introdujo su causa y entiendo que el Papa Francisco está muy interesado en avanzar la causa. Esto sería una gran cosa para el pueblo de El Salvador, que tiene una gran devoción por él. Su tumba en la Catedral siempre ha sido venerada por el pueblo de El Salvador”.
El servicio del sábado en la Fiesta de la Conversión de San Pablo se llevó a cabo durante la semana mundial de oración por la unidad de los cristianos observada alrededor de esta fiesta, y en ella participaron miembros de docenas de diversas denominaciones, incluyendo católicos, ortodoxos, protestantes y las iglesias históricas negras. El servicio también se centró en la violencia anti-cristiana que sufren los inmigrantes de Irak, la India, el Congo y Colombia que asistieron al servicio.
El Papa Francisco ha indicado que admira el “ecumenismo de los mártires” y asistió a encuentros ecuménicos similares en que Mons. Romero fue homenajeado mientras era Arzobispo de Buenos Aires.
Post a Comment