Wednesday, January 01, 2014

Perspectivas de beatificación Mons. Romero 2014


 
Un amigo del blog me envió una nota preguntando simplemente: “¿Será el 2014 el año?” Las posibilidades de que Mons. Óscar A. Romero de El Salvador sea beatificado son mayores en el 2014 de lo que han sido en casi una década, por lo que si fuera un hombre de apuestas, diría que “”. Pero, hemos tenido alarmas falsas en el pasado y este es un año complicado durante un período de cambios en la Iglesia, así que debemos repasar algunas consideraciones.
En primer lugar, en el tema de nuevos santos, todo el año ya está dominado por las dobles canonizaciones en abril de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II programadas para el Domingo de la Divina Misericordia, el domingo después del Domingo de Pascua, el 27 de abril, en Roma. Ellos estarán entre sólo tres Papas de los tiempos modernos en ser canonizados, y se espera que la ocasión atraiga multitudes masivas a Roma, ya que la ceremonia será presidida por el súper popular Papa Francisco, con una remota posibilidad de que el Papa Emérito Benedicto XVI también asista. La mente vacila ante la enormidad de ese evento.
En segundo lugar, el hombre a cargo de impulsar la causa de Mons. Romero, el arzobispo Vincenzo Paglia, también tendrá un año complicado. Mons. Paglia es el presidente del Consejo Pontificio para la Familia, un departamento del Vaticano a nivel de gabinete, para decirlo en términos de gobierno civil. Además de la gestión cotidiana de este departamento de la Iglesia mundial, Paglia está coordinando una audiencia del Día de San Valentín con el Papa Francisco y los novios, para poner en relieve las familias y los matrimonios tradicionales. Más impresionante todavía,  habrá un Sínodo de Obispos en Roma en octubre, que se centrará en la familia y, como tal, se espera que Paglia tenga muchas responsabilidades en relación a esa conferencia. Estas podrían incluir el desarrollo de los textos y agendas, así como negociar consensos para los resultados concretos que él y el Papa Francisco puedan querer sacar del Sínodo (incluyendo la integración de los resultados de una encuesta mundial enviada antes de la reunión sobre asuntos tal como la provisión de sacramentos a los divorciados).
En tercer lugar, el mismo Papa Francisco tendrá un año complicado. Además de sus esfuerzos ya en curso por reformar la Iglesia y, en general, de ser Papa (Audiencias Generales y recitaciones semanales del Angelus, misas diarias y festivas, audiencias privadas con líderes de la iglesia y políticos, nombramientos de obispos, publicación de encíclicas, etc.), Francisco ha programado la creación de nuevos cardenales en febrero y un viaje a Tierra Santa en mayo.
En cuarto lugar, El Salvador tiene elecciones presidenciales este año. Dadas las reiteradas inquietudes de no dejar la posible canonización de Mons. Romero enredarse con consideraciones políticas, me imagino que la Iglesia querrá navegar a distancia de esta elección. Eso nos pone al 9 de marzo, cuando una segunda vuelta electoral (que se espera) se celebrará, la cual determinará el resultado final.
En quinto lugar, y por último, aunque no quisiera proyectar una “línea en la arena”, propongo el 20 de abril (Domingo de Pascua) como un barómetro. Esta fecha marca un año desde que el Papa Francisco instruyó en el 2013 que la causa Romero fuera “desbloqueada” y es una semana antes de las grandes canonizaciones. Parece un medidor a la vez justo y natural para observadores del Vaticano con respecto al progreso de la beatificación de Mons. Romero.
Podemos derivar alguna idea de cómo se nivelen los factores anteriores desde un discurso el lunes 13 de enero por el cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. La CCS es la autoridad principal en la Iglesia para reconocer nuevos santos y el Card. Amato da el discurso inaugural de un seminario anual de formación de la CCS, durante la cual a veces se establecen las prioridades y temas de la CCS para el nuevo año. Esta charla no es un discurso de estado, ni tampoco entra en detalles sobre las causas particulares. Sin embargo, se puede identificar inquietudes o temas de interés para la Iglesia desde sus planteamientos. Pero basado en lo que se sabe hoy, estoy viendo hacia marzo y abril como el marco de tiempo más indicado para la siguiente etapa de la acción.
De hecho 2014 podría ser el año.

Informes de años anteriores:

Perspectivas de beatificación 2013
Perspectivas de beatificación 2012
Perspectivas de beatificación 2011 (inglés)
Perspectivas de beatificación 2008
Perspectivas de beatificación 2007 (inglés)
Perspectivas de beatificación 2006 (inglés)
Post a Comment