Wednesday, January 04, 2012

PERSPECTIVAS DE BEATIFICACIÓN 2012


El 2010, este blog clasificó el estado de la causa de canonización de Mons. Romero bajo “luz amarilla”, es decir, que experimenta una demora que no le permite avanzar de manera apreciable, y este año nuevamente mantenemos esa misma lectura del estado de la causa. En resumen, la causa se encuentra en un nivel avanzado y ha superado ya unos obstáculos mayores, con importantes factores que favorecen. Sin embargo, se detecta una detención que la mantiene en compás de espera; cuando se de la “luz verde”, se cree que avanzará con rapidez.

Nuestro análisis se confirmó por el Canciller Hugo Martínez, después de su entrevista con el Postulador de la Causa de Canonización, Mons. Vincenzo Paglia. El informe Martínez reportó que: (1) “El proceso de beatificación se encuentra ahora en la Congregación para la Doctrina de la Fe”; (2) “que hasta la fecha no ha encontrado nada en contra de la fe profesada por Óscar Arnulfo Romero y su labor pastoral”; y que (3) “Una vez haya una conclusión de esta Congregación, el proceso iría a una etapa final en la Congregación de la Causa de los Santos”.

Como se había reportado en este blog, el desvío a la Congregación para la Doctrina de la Fe ocurrió originalmente en el año 2000, cuando cuatro cardenales latinoamericanos, incluyendo el ex presidente de CELAM Alfonso López Trujillo (Q.D.D.G.), exigieron una revisión de la ortodoxia (la doctrina correcta) de Mons. Romero. A base de ese examen, el año siguiente, una comisión de expertos de la CDF concluyó que Mons. Romero “no era un obispo revolucionario, sino un hombre de la Iglesia, del Evangelio y de los pobres”. En el 2005, cuando el proceso estaba a punto de pasar a la etapa final, los disidentes pidieron se hiciera un estudio de la ortopraxis (la práctica correcta) de Mons. Romero. Este estudio tampoco generó inconvenientes a la beatificación de Mons. Romero.

Para entender que podría enlentecer un proceso cuando los requisitos formales no constituyen un impedimento, es necesario entender las políticas o consideraciones prudenciales de la Santa Sede en el manejo de estos casos. El vaticanista John Allen ha nombrado cinco factores que pueden acelerar el progreso en casos de alto perfil, como lo han sido la Madre Teresa y el Papa Juan Pablo II. Sin embargo, un estudio de los factores de Allen nos deja rascándonos la cabeza, porque varios de los factores parecen favorecer el caso Mons. Romero. Por ejemplo, Allen dice que “la mayoría [de los casos acelerados] tienen una organización detrás de ellos completamente comprometida con la causa, con los recursos y la comprensión política para avanzar la pelota”. En el caso Romero, la causa es apoyada por la Comunidad Sant Egidio, cuya influencia en la Iglesia ha sido recientemente alabada, llevando a uno de sus fundadores al gabinete de gobierno de Italia, y al mismo postulador de la causa de Mons. Romero (del mismo movimiento) a ser considerado candidato para patriarca de Venecia. (De darse, ese nombramiento también podría impactar en el proceso.)

Dice Allen, “varios de los casos del carril expreso implican un 'primero', generalmente para reconocer una región geográfica específica o a una población infrarrepresentada” y en el caso Romero, monseñor sería el primer salvadoreño elevado a los altares. Dice Allen, “hay a veces un tema político o cultural simbolizado por estos candidatos que presta una percepción de urgencia” y Mons. Romero sería el mártir más importante en una hora en que la Iglesia quiere acentuar el martirio, como también sería el exponente más importante de la doctrina social de la Iglesia. Allen dice que “los casos carril expreso disfrutan generalmente del respaldo jerárquico de forma aplastante, de los obispos de la región y en Roma” y a pesar de la mentada oposición de un pequeño grupo de cardenales, la fama de Mons. Romero ha crecido de manera impresionante en toda la Iglesia; el episcopado salvadoreño ha enviado una carta de apoyo al Vaticano, como lo han hecho numerosas conferencias de obispos de diversos países, y el apoyo de cardenales en altos puestos de la Iglesia mundial últimamente ha sido abundante.

El último punto de Allen es que “las causas logran el carril expreso porque el papa de turno tiene una inversión personal”. Este es un factor interesante. En un periodo de menos de un año, entre marzo del 2007 y febrero del 2008, el Papa Benedicto mencionó a Mons. Romero en tres ocasiones distintas—dos de ellas de su propia iniciativa, y dos de ellas en términos muy conmovedores. Sin embargo, después de estas referencias, el pontífice ha guardado un silencio abrumador sobre el tema. El primero de los comentarios lo hizo Benedicto en relación a la fecha del aniversario del martirio de Mons. Romero, y el segundo, cuando el papa volaba hacia Brasil en el 2007, y un reportero introdujo el tema comentando de que, “llegamos al continente de monseñor Óscar Romero”. Este año, Benedicto estará en tierras latinoamericanas para el propio aniversario. El 24 de marzo del 2011, el Papa estará en León, Guanajuato y el 25 se reunirá con obispos latinoamericanos, presuntamente incluyendo a prelados salvadoreños. Será interesante ver si Mons. Romero se hace presente en esos encuentros.

Arte: Alberto Cruz, Romero de América, acrílico sobre lienzo.  Muestra Colectiva Abierta, Catalogo Marzo 2011, San Salvador.

Postdatum:

El canciller salvadoreño Hugo Martínez comentó a los medios el 8 de enero del 2012 que “hemos discutido a nivel de cancilleres en la región centroamericana ... la posibilidad de extender una invitación como región”, para lograr que el papa Benedicto XVI visite Centro América.  Este blog ha comentado las ventajas que una visita papal traería a la causa de beatificación, y el Canciller Martínez ha demostrado su afán de verla prosperar.


Antecedentes:

Cronología del proceso
Perspectivas 2006 (inglés)
Perspectivas 2007 (inglés)
Perspectivas 2008
Perspectivas 2011 (inglés)
Post a Comment