Thursday, December 04, 2014

Fund. Romero condena tributo a D’Aubuisson

 


English | italiano
De la Fundación Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez al pueblo de Dios y al público en general
La semana recién pasada hemos escuchado las declaraciones del Alcalde de San Salvador Norman Quijano anunciando, que todos los miembros de su Concejo Municipal tomaron la decisión de sustituir el nombre de Calle San Antonio Abad, que va desde la Universidad de El Salvador hasta la 75 Av. Nte. por el de Mayor Roberto D’Aubuisson, nombre que corresponde a la persona que ha sido señalada como el asesino de Monseñor Romero, por La Comisión de la Verdad nombrada por Las Naciones Unidas y por la mayor parte del pueblo salvadoreño; así como también por testigos claves que participaron en la materialización del asesinato de nuestro Pastor Mártir como las declaraciones del ex Capitán del Ejército Álvaro Saravia publicadas el 22 de Marzo de 2010 por un Periódico Digital bajo el título “Así matamos a Monseñor Romero.” El Embajador de Los Estados Unidos en El Salvador, en aquellos tiempos, Robert White le llamó “Asesino Patológico”.
Nos indigna esta noticia, pero no nos sorprende porque ya sabemos que los que aplaudieron el brutal asesinato de Monseñor Romero siguen manteniendo un corazón de piedra y siguen adorando a sus ídolos de siempre: El poder y el dinero.
Nuestra indignación también se basa en el pensamiento de nuestro Arzobispo Monseñor José Luis Escobar quien, el domingo 30 de Noviembre, en la entrevista con los periodistas, expresó claramente su parecer contrario al cambio de nombre.
Nos parece una decisión bastante burda porque se toma justamente cuando, según algunas informaciones de representantes de la Iglesia Católica, nos vamos acercando a una eventual beatificación y posterior canonización de Monseñor Romero, reconociendo en Él una muerte martirial y una vida apegada al Evangelio de Jesús de Nazaret y al Magisterio de la Iglesia.
Justo cuando nos acercamos al momento en que la Iglesia, de forma oficial, nos va a decir lo que la población ya reconoce desde hace años, que este gran Pastor, Profeta y Mártir es ejemplo que debemos seguir en nuestra vida cristiana, es que aparecen estos personajes queriendo exaltar la figura de quien fue su asesino. Esto no puede venir de un impulso que no sea diabólico. Como cristianos esperamos que el Señor haya tenido misericordia con él.
Con esa actitud prepotente que les caracteriza, hacen caso omiso de las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que en su sentencia del 13 de Abril del año 2000 pide al Estado Salvadoreño que omita cualquier homenaje a los asesinos y que al contrario, se exalte la figura del Arzobispo.
A Monseñor lo mataron por su apego al Evangelio y al Magisterio de la Iglesia.
Repudiamos este acuerdo del Alcalde Norman Quijano, de su Concejo Municipal y de las demás personas que están detrás de ellos. Al mismo tiempo hacemos un llamado al pueblo de Dios y a las personas de buena voluntad que expresen, de forma pacífica, su repudio al acuerdo tomado por el mencionado Concejo.
Les enviaré profetas y apóstoles; a unos los matarán, y a otros los perseguirán. Pero Dios va a pedir cuentas a esta generación de la sangre de todos los profetas derramada desde la creación del mundo” (Lucas 11, 49-50)
San Salvador, 4 de diciembre de 2014


~~~
 
Les estamos invitando a la Concentración que estamos promoviendo con el objetivo de dar a conocer nuestro desacuerdo por el cambio de nombre de la #calleSanAntonioAbad

 Lugar: Monumento a la Constitución
 Fecha: Sábado 13 de diciembre 2014
 Hora: A partir de las 3:00 pm


 Les pedimos nos ayuden a compartir e invitar a todos los que deseen participar.

 FUNDACIÓN MONSEÑOR ROMERO

Post a Comment