Monday, February 29, 2016

Novena para el Beato Romero


 
BEATIFICACIÓN DE MONSEÑOR ROMERO, 23 DE MAYO DEL 2015
 

La Arquidiócesis de San Salvador pidió a todos sus sacerdotes celebrar una novena de misas en honor al Beato Óscar A. Romero a partir del jueves, 10 de marzo para culminar el viernes 18 de marzo, cuando la arquidiócesis observará el memorial del mártir este año. El memorial verdadero del 24 de marzo, coincide con el Jueves Santo y tuvo que ser trasladado. Para aquellos que deseen seguir la novena en oración, aquí están las meditaciones correspondientes de Día a Día con Monseñor Romero, que pueden utilizar para sus reflexiones.

Día I (jueves, 10 de marzo)

El verdadero cristiano en El Salvador no puede prescindir de estas realidades, a no ser que quiera profesar un cristianismo aéreo, sin realidades en la tierra, un cristianismo sin compromisos, espiritualista. Y así es muy fácil ser cristiano, desencarnado, desentendido de las realidades que viven. Pero vivir ese Evangelio, que por orden del Padre eterno tenemos que escuchar de Cristo … vivirlo en el marco real de nuestra existencia, eso es lo difícil, eso es lo que crea conflictos, pero es lo que hace auténtica la predicación del Evangelio y la vida de cada cristiano”. (Homilía 19 de febrero de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día II (viernes, 11 de marzo)

La Iglesia no está de acuerdo con la violencia de ninguna forma, ni la que brota como fruto de la represión ni la que reprime en formas tan bárbaras. Simplemente llama a entenderse, a dialogar, a la justicia, al amor”. (Homilía 19 de marzo de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día III (sábado, 12 de marzo) (P. Rutilio Grande)

Sentimos en el Cristo de la semana santa, con su cruz a cuestas, que es el pueblo que va cargando también su cruz. Sentimos en el Cristo de los brazos abiertos y crucificados, al pueblo crucificado; pero que desde Cristo, un pueblo que crucificado y humillado, encuentra su esperanza”. (Homilía 19 de marzo de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día IV (domingo, 13 de marzo)

Esta es la gran enfermedad del mundo de hoy: no saber amar. Todo es egoísmo, todo es explotación del hombre por el hombre. Todo es crueldad, tortura. Todo es represión, violencia. Se queman las casas del hermano, se aprisiona al hermano y se le tortura. ¡Se hacen tantas groserías de hermanos contra hermanos! Jesús, ¡cómo sufrirás esta noche al ver el ambiente de nuestra patria de tantos crímenes y tantas crueldades! Me parece mirar a Cristo entristecido desde la mesa de su Pascua mirando a El Salvador y diciendo: y yo les había dicho que se amaran como yo los amo”. (Homilía 23 de marzo de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día V (lunes, 14 de marzo)

Las victorias que se amasan con sangre son odiosas. Las victorias que se logran a fuerza bruta, son animales. La victoria que triunfa es la de la fe. La victoria de Cristo, que no vino a ser servido sino a servir”. (Homilía 25 de marzo de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día VI (martes, 15 de marzo)

La Iglesia no puede ser sorda ni muda ante el clamor de millones de hombres que gritan liberación, oprimidos de mil esclavitudes. Pero les dice cuál es la verdadera libertad que debe buscarse: la que Cristo ya inauguró en esta tierra al resucitar y romper las cadenas del pecado, de la muerte y del infierno”. (Homilía 26 de marzo de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día VII (miércoles, 16 de marzo)

El compromiso cristiano es muy serio. Y, sobre todo, nuestro compromiso sacerdotal y episcopal nos obliga a salir al encuentro del pobre herido en el camino”. (Homilía 2 de abril de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día VIII (jueves, 17 de marzo)

Hay que superar la indiferencia entre muchos que se colocan como meros espectadores ante la terrible situación, sobre todo en el campo. Hay que combatir el egoísmo que se esconde en quienes no quieren ceder de lo suyo para que alcance a los demás. Hay que volver a encontrar la profunda verdad evangélica de que debemos servir a las mayorías pobres”. (Homilía 2 de abril de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Día IX (viernes, 18 de marzo)

Servir es sacrificarse”. (Homilía 2 de abril de 1978.)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Post a Comment