Monday, September 08, 2014

Informe: Romero pasa a los teólogos


El «positio super martyrio», la documentación sobre el martirio de Mons. Óscar A. Romero de El Salvador ya se completó, y fue presentada por la postulación de la causa a cuatro teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos que la examinarán desde el punto de vista teológico, anuncia Mons. Jesús Delgado, vicario general de San Salvador, en el marco de la reunión de San Egidio en Amberes. Cuando los teólogos hayan terminado este examen, enviarán los documentos a una comisión de cuatro cardenales, y luego va a las manos del Papa, dice Delgado.

Mons. Delgado habló hoy en una mesa redonda sobre “Los mártires en nuestros tiempos” y de la figura de Romero, y ha proporcionado nuevos detalles sobre la ruta complicada que ha viajado la causa en los últimos años. Por ejemplo Delgado explic
ó que el Papa Benedicto había desbloqueado la causa unas pocas semanas antes de su renuncia, pero que después de su salida el proceso se detuvo de nuevo. A continuación, llegó Francisco y ha ordenado que el caso sea liberado y ahora ha tomado un camino normal, según Delgado.

Con este desarrollo, podemos decir verdaderamente que el proceso ha llegado técnicamente a su etapa final. Delgado es de la esperanza de un resultado rápido, en línea con los deseos del Papa Francisco expresados el mes pasado. Delgado confía en que Monseñor. Romero será beatificado “el próximo año, o el 24 de marzo o el 15 de agosto”. Marzo será el 35º aniversario del asesinato de Romero; Agosto será el cumpleaños 98º de Romero.



El proceso se inició en 1993 con el anuncio del Arzobispo de San Salvador de su intención de proceder y con el permiso de la CCS para hacerlo. Para noviembre de 1996, la investigación de la arquidiócesis de la causa estuvo completa cuando el arzobispo aprobó las conclusiones de la investigación y envió la documentación a la CCS, y para 1998 todos los registros necesarios se habían remitido a la Congregación.


En el año 2000, tras la objeción del cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, quien expresó su preocupación por la asociación de Romero con la Teología de Liberación, la causa de Romero fue investigada por la CDF, entonces presidida por el cardenal Joseph Ratzinger, quien después fue elegido Papa Benedicto XVI. Entre 2000 y 2005, la CDF estudia los escritos, sermones y discursos de Monseñor Romero para asegurarse de que estaban libres de error doctrinal. En 2001, el obispo Vincenzio Paglia, postulador de la causa de Romero, celebró un congreso especial en Italia, que reunió a expertos y teólogos para tratar de determinar si las acciones del arzobispo y sus palabras y escritos estaban dentro de la enseñanza autorizada de la Iglesia. Finalmente, la CDF concluyó que “Romero no era un obispo revolucionario, sino un hombre de la Iglesia, del Evangelio y de los pobres”.
 
Posteriormente, la causa fue remitida nuevamente a la CDF al parecer por insistencia de ciertos cardenales latinoamericanos que exigían un estudio de las acciones pastorales concretas de Romero. A partir de entonces la causa estuvo frenada.


Poco después de la toma de posesión del Papa Francisco en marzo de 2013, el Postulador Paglia informó públicamente que el Papa en una audiencia privada del 20 de abril de 2013, le hizo saber que estaba autorizando proceder con el proceso de beatificación de Romero. Paglia dijo que el proceso había sido “desbloqueado”.


Cronología:


Post a Comment