Monday, November 23, 2015

Seis meses de Beato


 
BEATIFICACIÓN DE MONSEÑOR ROMERO, 23 DE MAYO DEL 2015
 

 


Un helicóptero de la fuerza aérea salvadoreña sobrevuela la ceremonia de beatificación.

English | italiano
El sábado, 23 de marzo de 2015 no fue un día cualquiera en El Salvador. Fue en ese día, hace seis meses, que Monseñor Óscar A. Romero, asesinado 35 años atrás en el inicio de la guerra civil salvadoreña, fue beatificado en una ceremonia masiva al aire libre en San Salvador. Medio año después, damos una mirada hacia atrás sobre siete cosas que hicieron la beatificación Romero notable.
1. Fue, como ya dijimos en su momento, la ceremonia de beatificación no papal más grande en la historia de la iglesia. Las beatificaciones más grandes de la historia han sido aquellas en los que o bien el sujeto beatificado ha sido un Papa o el celebrante de la ceremonia fue un Papa. Aparte de tales ocasiones, la beatificación Romero, con medio millón de asistentes, fue la más grande de la historia.
2. La ascensión de Monseñor Romero a los altares también fue el evento de más interés periodístico para la Congregación para las Causas de los Santos en 2015. Incluso la canonización de Junípero Serra, un santo de Estados Unidos, por el Papa Francisco, en suelo estadounidense, tomó un asiento trasero en términos de cobertura, cobertura positiva, e impacto.
3. Fue una celebración planetaria, proclamó la televisión italiana TV2000, y si usted piensa que es una hipérbole, considere que la televisión italiana lo transmitió en vivo, al igual que que Salt + Light TV en Canadá, TeleSur en Sudamérica, ESNE en las Américas y Europa, y CNN en Español, entre otras.
4. La siguiente distinción es única, pero creo que dice algo. Fue la única ceremonia de beatificación que ocurrió literalmente en la calle. La mayoría de las beatificaciones se celebran en un espacio cerrado, como una iglesia, un estadio, o al menos algún parque o campo.
5. Fue la primera beatificación en territorio centroamericano. Ya en 2002, Juan Pablo canonizó el primer santo de América Central en Guatemala, pero ninguno había sido beatificado en estas tierras todavía.
6. Si este último punto parece trivial (esto fue pensado como una lista de curiosidades), el próximo es de suma importancia para el pueblo salvadoreño. Romero fue el primer "Beato" salvadoreño, pero se espera que no será el último. La iglesia local está hablando de proponer otros 500, la mayoría de ellos en masa, todos mártires de la reciente guerra civil salvadoreña.
7. Hubo declaraciones emitidas el día de la beatificación tanto del Papa y el Presidente de los Estados Unidos (y el Secretario de Estado). No es inaudito que el Papa emita algún comunicado, además del decreto de beatificación, pero no lo hace para todos los que son beatificados. El hecho de que los hombres más poderosos de la tierra tenían algo que decir sobre esta beatificación refleja algo de su carácter único e inusual.

Cobertura completa de la beatificación aquí.

 
Post a Comment