Monday, October 07, 2013

Mons. Paglia en las miras


 

A finales de septiembre, la prensa italiana ha informado que el arzobispo Vincenzo Paglia, el postulador de la causa de canonización de Mons. Óscar A. Romero, ha sido objeto de investigación por parte de las autoridades civiles en Italia, sobre supuestas irregularidades financieras durante el tiempo que fue obispo de Terni (2000-2012). Mons. Paglia dice que no ha sido informado de una investigación, y defiende sus políticas financieras en Terni. Sin embargo, deberíamos analizar algunas de las ramificaciones potenciales para la beatificación de Mons. Romero. Los posibles impactos parecieran quedar en tres categorías: (1) una distracción para Paglia que le impide concentrarse en la causa de beatificación, (2) la caída en desgracia de Paglia, que afecta su reputación y tiene efectos secundarios sobre su trabajo, incluyendo la causa de beatificación y (3) una dinámica política que revela fuerzas más grandes en juego.
En una entrevista, Paglia niega haber recibido un aviso de la investigación y explica las finanzas de su episcopado en Terni: “Soy consciente, ahora como entonces, que en mis años de obispo de Terni la deuda bancaria de la diócesis llegó a ocho millones de euros, con más de 3,5 millones procedentes de la antigua dirección y 4 en panza para las parroquias, que la diócesis ha adquirido. Pero se trata de montos usados para el trabajo en los complejos parroquiales, para la restauración de 53 iglesias y oratorios, y la construcción de instalaciones para los pobres, sin olvidar los asuntos necesarios para la vida de la curia”. Por otra parte, el actual administrador apostólico de Terni, también niega tener conocimiento de alguna investigación. Monseñor Ernesto Vecchi dice: “A mí no me consta que Monseñor Paglia esté bajo investigación. Y estoy un poco al tanto de las cosas que debería saber, ya que estoy informado de los hechos como administrador apostólico”.
¿Es posible que la distracción de Paglia resulte en el retraso de una causa de beatificación que presuntamente había sido acelerada por el Papa Francisco? Una posible pista de que la causa Romero no ha estado conducida con el celo que era de esperar, surgió cuando el cardenal Angelo Amato señaló que el caso Romero no estaba a la par con Juan Pablo II y el Papa Juan XXIII. En esa ocasión, el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos dijo que causas como la de Romero continúan “a sus propios tiempos” que “no dependen” de la congregación, sino de las gestiones de los “postuladores” necesarios para promover las causas de la beatificación.
¿Ha perdido Paglia su brillo? Sin lugar a dudas, estas notas serán perjudiciales. Los titulares en un periódico italiano anunciaban que se encuentra “en riesgo su nombramiento a cardenal”.  Algunos de los informes de prensa han estado llenos de comentarios que tratan de poner a Paglia en una mala luz con respecto a los esfuerzos del Papa Francisco para imponer la reforma y la transparencia en las finanzas de la Iglesia, y sus críticas del hacer carrera en la Iglesia. Paglia ha sido visto como una estrella en ascenso en la iglesia, cuya carrera ha sido el foco de una intensa atención de los medios. (Se dice que estaba en consideración para ser Patriarca de Venecia, y para el Colegio Cardinalicio desde que fue nombrado presidente del Consejo Pontificio para la Familia.)
¿Pero esto podría ser sólo política? Ciertamente, se sugiere en los informes que hablan de una “guerra en el Vaticano” y de Paglia como parte de sus “daños colaterales”. Marco Torricelli señala, “La coincidencia de la fuga de la noticia de una implicación y los próximos nombramientos cardinalicios”. Torricelli escribe que “la investigación de la diócesis de Terni es parte de un contexto mucho más amplio, con todos los contornos de la gran guerra de poder que se está dando en el Vaticano y que el Papa Francisco está combatiendo, sin dejar de sonreír, con gran determinación”.
Lo sabremos todo muy pronto. Si bien la controversia podría convertirse en una distracción, la causa Romero también podría ser una oportunidad para Paglia de sacar su cabeza de esta controversia y de llamar la atención de los medios de comunicación a otro lugar, afuera de esta noticia. Cualquier mancha a la reputación de Paglia sería lamentable, pero podemos estar razonablemente seguros de que la reputación de Romero es independientemente fuerte y no debería sufrir por alguna asociación con los problemas del momento para Paglia. Por último, no obstante donde quede Paglia en el simbolismo del día, Romero va a seguir representando el principio, la transparencia, y la Iglesia de los pobres, que Francisco postuló para su papado, y esto es mucho más significativo que la política de esta hora.
Post a Comment