Saturday, November 23, 2013

Estatua de Mons. Romero en Los Ángeles


 
El arzobispo de Los Ángeles José H. Gómez y el alcalde Eric Garcetti estaban entre los dignatarios presentes para la inauguración de una estatua del asesinado arzobispo Óscar A. Romero de El Salvador en el Parque McCarthur de Los Ángeles el sábado 23 de noviembre del 2013. “Estoy bendiciendo un nuevo monumento al gran mártir, Mons. Óscar Romero”,  había twitteado Gómez a sus 10.000 seguidores antes de la ceremonia. En el momento culminante de la inauguración, que contó con discursos de políticos locales, el Arzobispo Gómez roció agua bendita sobre la estatua de bronce de dos metros de altura, de Romero rezando ante una gran multitud la mañana del sábado (foto). El alcalde Garcetti dijo a la multitud: “Esto es más que un monumento de un hombre. Este es un monumento que rinde homenaje a la valentía”.
Gómez dijo en un comunicado que “Monseñor Romero llenó los corazones del pueblo salvadoreño con esperanza y fortaleza.  Él nos recordó que la verdadera paz está basada en la justicia. Más de 30 años después, su testimonio nos inspira a todos nosotros a construir un mundo mejor, un mundo que promueva la dignidad humana y el bien común de la familia humana”.  Como líder de la diócesis más numerosa de los Estados Unidos, el arzobispo Gómez es una figura destacada de la Iglesia de EE.UU. y el más prominente hispano en la jerarquía norteamericana. Fue ordenado como sacerdote en el Opus Dei.
Carlos Vaquerano, un líder de la comunidad salvadoreña local responsable de erigir el monumento dijo al diario en lengua española La Opinión que proceso de beatificación de monseñor Romero “ejemplifica lo que él ha hecho. Él fue un hombre de fe, no fue un político”, dijo Vaquerano.
 
Monseñor Romero también está siendo conmemorado en su país natal, donde el presidente salvadoreño Mauricio Funes anunció que va a cambiar el nombre del salón de honor en la mansión presidencial en honor a Romero. La designación sería la última en una serie de honores para Romero lanzados por el gobierno de Funes, los más prominentes de los cuales han sido el nombramiento de una arteria de tránsito en honor a Romero, la creación de un “City Tour Romero”, y la dedicación de un mural de Romero en el aeropuerto internacional.

También hay esfuerzos en marcha para erigir una estatua de Mons. Romero en un parque de Roma.
 
Post a Comment