Tuesday, May 22, 2018

De Beato Romero, a San Romero


AÑO JUBILAR por el CENTENARIO del BEATO ROMERO, 2016 — 2017:
 
#BeatoRomero #Beatificación
Este miércoles 23 de mayo marca tres años desde que Mons. Óscar A. Romero fue beatificado, y llega a menos de una semana desde el anuncio de que será canonizado por el Papa Francisco el domingo 14 de octubre durante el sínodo de obispos en el Vaticano.  Para tener un poco de contexto, el lapso de tiempo entre la beatificación de Romero y su canonización es similar en duración al periodo que fungió como Arzobispo de San Salvador entre 1977 y 1980 (aproximadamente 3 años).
Cuando llega este tercer aniversario de su beatificación, la noticia sobre la inminente canonización ya ha dado vuelta al mundo y recorrido por El Salvador.  En una entrevista con la televisión salvadoreña, el documentalista Gianni Beretta (“El Desagravio”) recordó que el anuncio “ha sido destacado por todos los principales diarios de Europa”.
De hecho, la noticia fue dada a conocer en varios medios por todo el mundo.  La mayoría de ellos ponía en los titulares a Mons. Romero junto al Papa Pablo VI al identificar quién sería canonizado; de hecho, varios titulares pusieron a Mons. Romero arriba del gran pontífice del Concilio (ver imagen).
Uno de los informes que se enfocaron en Romero fue el reporte del Wall Street Journal, escrito por el respetado vaticanista Francis X. Rocca.
En el periódico francés La Croix, Nicolas Senèze informó que durante el consistorio, al hacer resumen de la vida de los nuevos santos (seis en total), “el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, se dirigió en particular a Oscar Romero”.
El primer periodista en reportar la fecha de la canonización fue Joshua McElwee, en el National Catholic Reporter.  En su informe, publicado aún antes de concluir el consistorio, McElwee enfatiza que el anuncio “representa la culminación de uno de los cambios de rumbo más claros en el papado de casi cinco años de Francisco”.
En el periódico católico británico The Tablet, Christopher Lamb escribió que “Francisco considera que tanto Pablo VI como Romero pueden ser luces que guíen a la iglesia contemporánea”.  Añadió que los dos santos “podrían describirse como dos pilares de su pontificado”.
Otros periodistas trajeron otros puntos de vista.  En el sitio italiano Il Sismografo, Luis Badilla comentó que el anunció llego el mismo día de las exequias del cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos, “tenaz y rígido opositor” de Romero y su proceso de canonización por varios años.  En El Mundo de Bolivia, el énfasis fue sobre el anuncio de la canonización de Nazaria Ignacia March, nacida en España, pero considerada también la primera santa boliviana, por haber vivido largo tiempo en ese país.
Finalmente, la noticia naturalmente ha causado el revuelo más grande en El Salvador.  La Iglesia local ha tratado de aprovechar el interés para llamar al pueblo a una profunda reflexión.  En un comunicado, el actual Arzobispo de San Salvador retó a los fieles a que la canonización “nos lleve a vencer las causas de la violencia [pandilleril que azota la nación], la gravísima pobreza de tantos hermanos nuestros, la exclusión social, la corrupción y la impunidad, para que la paz por la que monseñor Romero dio su vida sea una realidad en nuestro pueblo”.
Ese sería el milagro más grande que "San Romero del Mundo" pudiera obrar.
Post a Comment