Wednesday, May 08, 2013

FRANCISCO: ¡SENTIR CON LA IGLESIA!


Google Translate

El Papa Francisco citó el lema episcopal de Mons. Romero, «Sentir con la Iglesia» durante su discurso ante la Asamblea General de la Unión Internacional de Superioras Generales en el Vaticano el 8 de mayo del 2013.  Aunque el pontífice no mencionó a Mons. Romero personalmente, su discurso marcó una importante aprobación del estilo pastoral del siervo de Dios cuyo proceso de beatificación está progresando—como lo ha confirmado el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos a la prensa brasileira el pasado fin de semana.

No es posible que una consagrada y un consagrado no 'sientan con la Iglesia',” dijo el Papa al terminar su saludo, muy seguido por los medios de comunicación social por la revisión que la Santa Sede está dando a un grupo de religiosas estadounidenses.   La vocación de las mujeres consagradas, dijo el Papa, debe ser “un 'Sentir con la Iglesia' que encuentra su expresión filial en la fidelidad al Magisterio, en la comunión con los pastores y el sucesor de Pedro, obispo de Roma, signo visible de la unidad”.  La frase «Sentir con la Iglesia» fue escogida por Mons. Romero como su lema episcopal, explicando que “lo mejor es vivir hoy más que nunca aquel clásico axioma: 'Sentir con la Iglesia', que concretamente significa apego incondicional a la Jerarquía” (Chaparrastique, 1965).  Mons. Romero despegó la frase de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola, que hizo bajo la dirección del Padre Miguel Elizondo, el maestro de novicios de la Compañía de Jesús de América Central.  El Papa Francisco es jesuita y es por ende conocedor de la frase desde los Ejercicios.  También es conocedor del ministerio de Mons. Romero.

Según el P. James Brockman, el biógrafo de Romero (también jesuita), “durante toda su vida Romero mostró una profunda devoción por el papa” y tuvo un gran “amor por la misma ciudad de Roma como el centro del catolicismo y sus viajes allá en años posteriores lo inspiraron y lo fortalecieron”.  (Spirituality Today, 1990.)  El amor de Romero por la iglesia de Roma”, dice el P. Brockman, “lo hizo aceptar incondicionalmente el concilio de obispos convocado por el Papa Juan XXIII (el Concilio Vaticano II)”.  El acercamiento que supone el lema «Sentir con la Iglesia», y todo lo que este implica, fue lo que llevó a un obispo conservador y ortodoxo como Mons. Romero a estudiar a fondo todos los documentos del concilio y pronunciamientos posteriores, y a aceptar sus lineamientos y todas sus conclusiones.  Fue especialmente su experiencia como arzobispo durante los últimos tres años de su vida, y en particular los dramáticos acontecimientos de su primera semana como arzobispo, que amplió su visión de la iglesia, alteró su ministerio pastoral, y afectó a su propia espiritualidad”, dice Brockman.

Francisco también instó a las mujeres religiosas a abrazar la pobreza, que “enseña la solidaridad, el compartir y la caridad, y que también se expresa en una sobriedad y alegría de lo esencial, que pone en guardia ante los ídolos materiales que ofuscan el auténtico sentido de la vida”, dijo el pontífice.  Pobreza que se aprende con los humildes, los pobres, los enfermos y todos los que están en los suburbios existenciales de la vida”, dijo el Papa.  La pobreza teórica no nos sirve. La pobreza se aprende tocando la carne de Cristo pobre, en los humildes, los pobres, los enfermos, los niños”.  Mons. Romero habló constantemente de la necesidad de tener una cercanía con los pobres, y dijo que, “El que se finge pobre” superficialmente no es pobre.  (Homilía del 28 de agosto de 1977.)  Pobre es la Iglesia, que no confía en ninguna revolución de la tierra, que no siembra odios, porque allí no encuentra nada”, dijo Mons. Romero: “Que siembra amor a Dios y amor al prójimo, el Reino de Dios en la tierra, la verdadera pobreza, la verdadera humildad. Esta es la Iglesia que soñamos, hermanos, y la que yo creo que se va construyendo en nuestra Arquidiócesis”.  (Ibid.)

Concluyó el Papa diciendo, “Centralidad de Cristo y de su Evangelio, autoridad como servicio de amor, 'Sentir en y con la Madre Iglesia': tres indicaciones que quisiera dejarles”.
Post a Comment