Monday, June 03, 2013

PERSPECTIVAS DE BEATIFICACIÓN




 
Cuando, mons. Jesús Delgado de la Fundación Romero, se reunió con el cardenal Jorge Mario Bergoglio en mayo de 2010 la causa de beatificación de Mons. Óscar Romero parecía estar bajo cuidados intensivos. Delgado recordó a Bergoglio que el entonces arzobispo de Buenos Aires había dicho tres años antes de que si él fuera Papa, lo primero que haría es ordenar la beatificación del arzobispo Romero. Bergoglio le respondió: “No lo olvido, el problema es que yo nunca llegaré a ser papa, ya estoy demasiado viejo para eso”. Cinco años antes, el Card. Bergoglio habría terminado en el segundo lugar en el cónclave papal que eligió a Benedicto XVI, quien hizo una ráfaga de declaraciones positivas sobre Mons. Romero en el período 2007-2008, pero luego se quedó en silencio acerca de la causa, centrando su energía sobre la identidad cristiana de Europa y varios escándalos de la Iglesia.

Tres breves años más tarde, el Card. Bergoglio es Papa, y la causa de beatificación de monseñor Romero está en marcha. El vaticanista John Allen, Jr. publicó un análisis en 2011, que enumera cinco factores que caracterizan las causas de beatificación que han progresado en la “vía rápida” y Allen concluyó que la causa Romero estaba afuera de esa lista en aquel momento. Pero al hacer el análisis hoy, queda claro que Romero ahora reúne los elementos.  La causas de vía rápida, Allen analizó, “tienen una organización detrás de ellas completamente comprometida con la causa, con los recursos y la comprensión política para avanzar el balón”.  La beatificación de Romero cuenta con el respaldo de la Comunidad de Sant’Egidio un movimiento en Iglesia en ascenso y con buenos conectes, y su consejero espiritual—el arzobispo Vincenzo Paglia—es el postulador de la Causa. En segundo lugar, “los casos del carril expreso implican un ‘primero’, generalmente para reconocer una región geográfica específica o a una población infrarrepresentada”. Romero sería el primer santo para El Salvador, y el gobierno salvadoreño está presionando activamente por su beatificación.

En tercer lugar, Allen dijo, las causas de la vía rápida, implican “un tema político o cultural simbolizado por estos candidatos que presta una percepción de urgencia”. Aquí es donde el contraste entre la causa de hoy y lo que era hace unos años es más evidente. Como un icono de la ‘Iglesia de los pobres’, “Romero es el símbolo de la Iglesia que el Papa Bergoglio quiere proyectar hacia las periferias geográficas y existenciales”, el cardenal Andrea Cordero Lanza di Montezemolo ha dicho a «La Stampa» allá en Italia.  En cuarto lugar, las causas de la vía rápida tienden a ser aquellas por cual “el papa de turno tiene una inversión personal”. Según el cardenal Achille Silvestrini, “entre el magisterio del Papa Bergoglio y el testimonio de fe que ofreció Romero hasta el sacrificio extremo hay un ‘idem sentire’ [una ‘identidad de pensamiento’], favorecido por la común provenciencia de una Iglesia como la latinoamericana que ha sufrido y sufre todavía para mantener su fidelidad al mensaje de Cristo”. En quinto lugar, Allen escribió, “los casos carril expreso disfrutan generalmente del respaldo jerárquico de forma abrumadora”.  «La Stampa» señaló también que la figura de Mons. Romero está reventando en el Vaticano, y apuntó a la atención que recibe de la Radio Vaticana y del L’Osservatore Romano (que perfiló a Romero este fin de semana en la portada de la sección de mujeres, la primera vez que un hombre había sido presentado allí).

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, señaló que cuando se reunió con el Papa Francisco acerca de Romero, el Pontífice no indicó si la beatificación sería “en los próximos días o en los próximos meses”, pero sí dijo que lo sería “a la brevedad posible”. El mencionado Sr. Allen dijo a la National Public Radio que sería probable que ahora sea “meses, no años” hasta que la beatificación de Romero sea anunciada oficialmente por el Vaticano.  Julian Filochowski, de la Romero Trust, especuló que, “Quizás el 2014 sea el año de Romero—como el arzobispo Paglia parece anticipar.” En base a las declaraciones públicas de funcionarios de la Iglesia, y de los patrones de actividad de la Congregación para las Causas de los Santos (número de decretos emitidos y los tiempos de su anuncio) durante los últimos 8 años, así como las trayectorias de numerosas causas “vía rápida” recientes (incluyendo la del Beato Giuseppe Puglisi, cuyo argumento de martirio Romero seguirá), Super Martyrio analiza que el anuncio de la beatificación de Mons. Romero es posible ya para diciembre de este año. Eso requeriría que el decreto correspondiente se prepare dentro de los seis meses entre el anuncio de abril 2013 que la causa estaba “desbloqueada y la reunión de octubre de la CCS.  Ese tiempo sería similar a lo que se logró con las beatificaciones de la Madre Teresa, el padre Pío ymás recientementeel p. Puglisi.

En cierto sentido, el trabajo pesado ya ha está hecho.  Hace un año, «La Stampa» llamaba a la beatificación Romero la “causa perdida”. Hoy, se dice que está prácticamente asegurada. Para Óscar Romero de San Salvador, la resurrección ya ha llegado.
Post a Comment