Sunday, August 18, 2013

EL PAPA, ROMERO Y LA DENUNCIA


En su mensaje del «Angelus» del domingo 18 de Agosto, 2013 el Papa Francisco rechazó enérgicamente la violencia en nombre de la religión, en una aparente referencia a la violencia que asola Egipto, donde 40 iglesias cristianas habrían sido quemadas recientemente. “Fe y violencia son incompatibles”, dijo el Pontífice. Las palabras del Papa nos hacen pensar en Mons. Oscar Romero, cuyo cumpleaños habría sido la semana pasada.
  • En primer lugar, el Papa Francisco dijo, en relación con sus comentarios sobre la religión y la violencia, que “El cristiano no es violento pero es fuerte” porque lleva “la fuerza del amor”. Comparar Romero:Jamás hemos predicado violencia, solamente la violencia [léase: fuerza] del amor, la que dejó a Cristo clavado en una cruz, la que se hace cada uno para vencer sus egoísmos y para que no haya desigualdades tan crueles entre nosotros” (homilía del 27 denoviembre de 1977).
  • En segundo lugar, el Papa Francis dijo que la paz que trae Jesús es ni “neutralidad”, ni “un acuerdo a cualquier precio”.  El Pontífice dijo: “esta paz no es la paz de los sepulcros ... Seguir a Jesús comporta renunciar al mal, al egoísmo y escoger el bien, la verdad, la justicia, también cuando ello requiere sacrificio y renuncia a los propios intereses”.  Comparar Romero:la paz no es el silencio de los cementerios, la paz no es producto de una violencia y de una represión que calla. La Paz es la aportación generosa, tranquila, de todos para el bien de todos; la paz es dinamismo, la paz es generosidad, es derecho y es deber en que cada uno se sienta en su puesto” (homilía del 8 de enero de 1978).
  • Por último, no es noticia que el Papa deba referirse a los acontecimientos actuales. Romero siempre lo señaló cuando fue criticado por entrelazar sus homilías con comentarios sobre los temas políticos que perturbaban a su país, que, como Egipto, se acercaba peligrosamente a la guerra civil en los años en que Romero fue arzobispo. “El Papa Juan Pablo efectuó un llamamiento en favor de la liberación de las víctimas de secuestro en Italia y citó concretamente algunos casos”, dijo Romero para justificar hacer lo mismo (homilía del 23 de diciembre de 1979). “Si el Papa estuviera en mi lugar no señalaría sólo los diez crueles asesinatos en Italia si no que se tardaría como nos estamos tardando aquí nosotros, en recoger día a día, numerosos y numerosos asesinatos”, dijo el día antes de su asesinato (homilía del 23 de marzo de 1980).
Post a Comment