Friday, January 16, 2015

Actualización beatificación Romero #1




Ojo: Para aquellos que están considerando viajar a San Salvador  para la beatificación Romero, este blog va a proporcionar una actualización cada viernes sobre los planes para la ceremonia, así como para la conmemoración del aniversario de Romero en marzo y su cumpleaños en agosto. Por lo tanto, vuelvan aquí para ser actualizados.



El secretario general de la ONU Ban Ki-Moon visita la tumba de Mons. Romero el Viernes 16 de enero, 2015.

English | italiano

Una semana después de la noticia de que Mons. Oscar Romero de El Salvador habría sido reconocido como un mártir por los teólogos del Vaticano, los planes para su beatificación a finales de este año están en proceso de tomar coalescencia.

A pesar del voto unánime por el grupo de teólogos, su resultado no será oficial hasta no ser confirmado por una comisión de cardenales y obispos y presentado al Papa para su esperada aprobación. Aún así, el anuncio oficial podría llegar tan luego como a mediados de febrero si los cardenales deciden el asunto en su reunión del 3 de ese mes.

Reconociendo que los planes para la beatificación no podrán finalizarse hasta que se haya dado la palabra oficial, los oficiales de la Iglesia se encuentran luchando para encontrar una fecha para la ceremonia de beatificación de Romero. Estos esfuerzos se ven complicados por dos factores inusuales: en primer lugar, la posibilidad de que Francisco conducirá la ceremonia; y, en segundo lugar, la posibilidad de que el Papa se salte la beatificación y canonice a Romero como santo en un solo paso, dejando a un lado el acostumbrado proceso en dos partes.

Esto pone el proceso de beatificación de Romero, ya marcado por desviaciones inusuales del curso normal, en el dominio de los manejadores de los viajes papales. Para decirlo simplemente, la agenda de viajes del Papa para el resto del año todavía está en el aire. Contiene dos grandes objetos inmóviles: el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia, septiembre 22-27 y el Sínodo de los Obispos en Roma, octubre 4-25. Las múltiples partes todavía no fijadas incluyen proyectados viajes a Washington, DC y Nueva York, un posible viaje a México, e incluso especulación de que el Papa pueda viajar a la Costa Oeste de Estados Unidos (desatados por su anunciada intención de canonizar a Junípero Serra este año).

La Iglesia salvadoreña se encuentra, naturalmente, ansiosa de que el Papa llegue a beatificar (y, preferiblemente, canonizar) a Romero en El Salvador.  El obispo auxiliar de San Salvador Mons. Gregorio Rosa Chávez dijo a la prensa local que alguna aclaración podría llegar dentro de una reunión con el arzobispo Léon Kalenga Badikebele la próxima semana. Kalenga es el Nuncio Apostólico, o sea el representante del Papa en El Salvador. Mons. Rosa también dijo que pedirán a Kalenga asegurar al Pontífice que los distintos sectores de El Salvador están unidos y trabajando juntos para asegurar que la visita procederá de manera segura y sin problemas.

Si El Salvador y Roma no pueden ponerse de acuerdo para coordinar el viaje papal, se supone que la beatificación procedería según las prácticas normales: la ceremonia tendría lugar en San Salvador, presidida por el Card. Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Con el Card. Amato, la planificación sería mucho menos complicada y la beatificación podría tener lugar antes de septiembre—tal vez, ya en mayo o junio—o coincidir con las acostumbradas conmemoraciones de Romero.

Resumiendo, parece razonablemente seguro de que Mons. Romero será, al menos, beatificado en algún momento entre marzo y septiembre. Podemos obtener más aclaración del tema tras un anuncio oficial a principios de febrero, pero la imagen completa no estará del todo clara hasta que Francisco decida en qué grado desea participar personalmente, algo que él podría hacer a su regreso a Roma desde Asia, donde está viajando esta semana.
Post a Comment