Saturday, January 24, 2015

Novena de la Virgen de la Candelaria



 
Altar mayor, Iglesia de la Candelaria, San Salvador.


Dada la exitosa Novena lanzada en este Blog para fin de año, se invita a los fieles seguidores de Mons. Romero a participar en una segunda Novena ofrecida para pedir su beatificación.  Esta Novena de la Virgen de la Candelaria, hubiera complacido mucho a Mons. Romero.  A la par de las oraciones de la novena, van reflexiones desprendidas principalmente de la predicación de Mons. Romero en 1977, el año más mariano de su arzobispado.  Esta novena también hace recuerdo de la Novena de Candelaria rezada en Argentina en enero-febrero del 2013 que culminó con una Eucaristía celebrada por el entonces Cardenal Bergoglio.
Por favor, únase con nosotros en oración y reenvíe amablemente esta petición de oración a sus contactos.
Lc 2, 22-35
DÍA 1: domingo, 25 de enero de 2015
Oración de la novena: “Virgen Inmaculada de la Candelaria: tú que siendo purísima a los ojos de Dios, quisisteis ser purificada como los pecadores para enseñarnos la importancia de vivir en gracia de Dios: haz que también nosotros, a imitación tuya, procuremos dar la debida importancia a vivir limpios a los ojos de Dios, aunque debamos humillarnos para reconocer nuestros pecados en la confesión. Amén”.
Reflexión: “María es la primera cristiana, María es el modelo de un evangelio que se hace vida, María es el ideal de la Iglesia. Cómo quisiera la Iglesia en su trabajo con los pueblos hacer que todos los hombres, y todas las mujeres sobre todo, se parezcan a María, el modelo del alma que se deja redimir, el modelo del alma que le dice a Dios en sus proyectos de salvación: he aquí la esclava del Señor; hágase en mi según tu palabra”.    —Mons. Romero, 19 de diciembre de 1977
Oración por la Beatificación: “¡Oh! Jesús, Pastor Eterno: Tú hiciste de Monseñor Óscar Romero un ejemplo vivo de fe y de caridad, y le concediste la gracia de morir al pie del altar en un acto supremo de amor a Ti. Concédenos, si es Tu voluntad, la gracia de su beatificación. Haz que sigamos su ejemplo de amor por tu Iglesia, por tu Palabra y la Eucaristía; y te amemos en los más pobres y necesitados. Te lo pedimos por la intercesión de [la Virgen de Candelaria].  Amén”.
DÍA 2: lunes, 26 de enero de 2015
Memoria de San Timoteo y San Tito, obispos
Oración de la novena: “Virgen Inmaculada de Candelaria, que estando llena de santidad te has presentado lo mismo al templo para cumplir con la Ley de Dios: haz que también nosotros, a imitación tuya, lleguemos a querer nuestro templo y considerarlo cada día más como lugar de nuestro acercamiento a Dios. Amén”.
Reflexión: “celebramos esa presentación del Niño Jesús en el templo, 40 días después de haber nacido, para cumplir aquellas leyes de Moisés: la circuncisión del varoncito primogénito y la purificación de la madre que, aunque era inmaculada, pero nos quiso dar ese gesto de obediencia a la ley de Dios y de humildad, de acatamiento a lo que Dios dispone. Aquí en Catedral veneramos esta preciosa imagen de la Virgen de la Presentación. Yo quisiera que todos los de la capital y todos los de la Diócesis tuviéramos presente que fue la primera imagen de la Virgen que veneramos en nuestro pueblo”.    —Mons. Romero, 5 de febrero de 1978
Oración por la Beatificación
DÍA 3: martes, 27 de enero de 2015
Memoria de Santa Ángela de Mérici, virgen
Oración de la novena: “Virgen Inmaculada de Candelaria: tú que no dudaste de poner a tu hijo Jesús en las manos de Simeón, sabiendo como rogaba en el templo por la gracia de ver al Redentor: haz que también nosotros suspiremos por tener a Cristo en nuestro corazón y así tú puedas entregarlo a Dios. Así sea”.
Reflexión: “Queridos hermanos, hemos reflexionado pidiéndole a la Virgen María que nos haga comprender el misterio de su niño y ella nos ha resumido a través de mi humilde palabra: Mi niño no es otra cosa, ni nada menos, que la manifestación de los hombres al hombre mismo: su dignidad, su grandeza de Dios, que llevan como imágenes de Dios. Sepan ser dignos de esa impronta que cada hombre lleva; y en tercer lugar, este niño en mis brazos, nos dice María, es la imagen bella de la Iglesia que se prolongará por los siglos llevando la vida de Dios entre deficiencias humanas, entre pobrezas de cuna de Belén”.    —Mons. Romero, 25 de diciembre de 1977
Oración por la Beatificación
DÍA 4: miércoles, 28 de enero de 2015
Memoria de Santo Tomás Aquino, presbítero y doctor
Oración de la novena: “Virgen Inmaculada de la Candelaria: Tu que al presentar a tu hijo Jesús en el templo oíste el anuncio de tus dolores y lo aceptaste como la voluntad de Dios, haz, que no seamos nosotros aquella espada y nuestra maldad la causa de tus dolores. Así sea”.
Reflexión: “Es el tesoro más grande, no precisamente la imagen, sino la confianza en esa madre que le puede decir a todas las madres que sufren que nadie ha sufrido como ella, porque ninguna de ustedes, madres, ha llevado durante toda su vida una profecía como la llevó María, desde que su niño se acunaba en sus brazos. Ninguna de ustedes, madres, ha oído en los albores de la vida de sus niños a un profeta que les anunciaba el fin desgraciado, sangriento, de sus hijos, porque si una madre como María oye en la infancia de su niño que va a morir trágicamente y que por él su corazón de madre será traspasado por una espada, hermanos, toda la vida de esa madre es calvario y es sufrimiento”.    —Mons. Romero, 1 de diciembre de 1977
Oración por la Beatificación
DÍA 5: jueves, 29 de enero de 2015
Oración de la novena: “Virgen Inmaculada de Candelaria: Tú que ni al presentarte en el templo ni nunca después pregonaste tu condición de Madre de Dios para demostrar la importancia y valor de la humildad, haz que deje de importarnos el sempiterno figurar y a ejemplo tuyo crezca en nosotros el aprecio de la humildad. Así sea”.
Reflexión: “María, la Virgen, la más espiritual de Yahvé, comprende así, y cuando canta a su Magnificat que Dios libera a los humildes, a los pobres, también resuena esta dimensión política cuando dice textualmente: Dios despacha vacíos a los ricos y colma de bienes a los pobres...  María también llega a decir una palabra que diríamos hoy insurreccional: ¡Derriba del trono a los poderosos cuando éstos ya son un estorbo para la tranquilidad del pueblo...! Esta es la dimensión política de nuestra fe: la vivió María, la vivió Jesús.”.    —Mons. Romero, 17 de febrero de 1980
Oración por la Beatificación
DÍA 6: viernes, 30 de enero de 2015
Memoria de Santa Martina, mártir
Oración de la novena: “Oh Virgen Santísima de la Candelaria: te suplicamos que nos alcances de tu hijo amado Nuestro Señor Jesucristo la gracia de imitar tus virtudes, cumplir los mandamientos y tener horror al pecado mortal. Así un día gozaremos eternamente contigo en el cielo. Así sea”.
Reflexión: “Eso somos para Dios, niños malcriados que le hemos trastornado sus proyectos eternos. Pero he aquí que hay, gracias a Dios, alguien que sí ha sido el proyecto realizado a perfección: aquella que en el Evangelio de hoy aparece diciendo: He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según su palabra. Esto no es alienación. Alienación es la del que dice como Satanás: No te serviré, voy a ir a hacer mi capricho, porque éste se hunde en las tinieblas de su nada. Todo pecador es una rama cortada. En cambio María le dice al Señor, como la rama pegada al tronco: No me quiero separar de ti. Quiero llevar fruto, el que tú me das, el de tu savia, el de tu pensamiento. Hágase en mi según tu palabra. Esta es la historia de la Salvación”.    —Mons. Romero, 24 de diciembre de 1978
Oración por la Beatificación
DÍA 7: sábado, 31 de enero de 2015
Memoria de San Juan Bosco
Oración de la novena: “Santísima Virgen de la Candelaria: conscientes de nuestras debilidades acudimos a ti, para que nos alcances la gracia de Nuestro Señor Jesucristo, de poder llevar una vida digna de nuestra vocación cristiana, imitar tus virtudes y conseguir así el premio de la vida eterna. Así sea”.
Reflexión: “Esta Iglesia que todavía peregrina entre persecuciones y dolores en la tierra, mira a María y en ella contempla su destino inmortal y se anima a sufrir todos los dolores y persecuciones, porque sabe que a través de este dolor, como el dolor de María, Dios está labrando las piedras vivas de aquel templo glorioso en el cual Dios fungirá para siempre toda su majestad y toda su belleza”.    —Mons. Romero, 15 de agosto de 1977
Oración por la Beatificación
DÍA 8: domingo, 1 de febrero de 2015
Oración de la novena: “Virgen Inmaculada de la Candelaria: por tu pureza virginal, tu inmaculada concepción y tu prerrogativa de Madre de Dios, alcánzame de tu amado hijo, la humildad, la serenidad, la pureza del corazón, de cuerpo y de espíritu, la santa perseverancia en el bien, el don de la oración, una santa vida y gloriosa eternidad. Así sea”.
Reflexión: “María, que ya está en el cielo como primera piedra de aquel edificio glorioso con que va a construir Dios su templo para toda la eternidad.  María, se le llama por eso «prima redenta», la primera redimida, el modelo de los redimidos, la redimida por excelencia, la flor más hermosa de la redención, el lujo de Cristo crucificado en la cruz. La sangre de Cristo no pudo brotar de una roca más bella que María, su propia madre”.    —Mons. Romero, 19 de diciembre de 1977
Oración por la Beatificación
DÍA 9: lunes, 2 de febrero de 2015
Fiesta de la Presentación del Señor
Oración de la novena: “Virgen Inmaculada de la Candelaria; por tu obediencia al Padre, conscientes de nuestra soberbia y orgullo, te suplicamos nos ayudes a aceptar la voluntad de Dios, para que toda nuestra vida no sea otra cosa que un renovado Si, al querer del Padre Eterno. Así sea”.
Reflexión: “Nuestra Señora de la Presentación; la bonita imagen que tenemos aquí, la primera imagen de María que se veneró en El Salvador … que sea la patrona y el símbolo del cariño de un pueblo que nació para ser de María, y por María, de Cristo”.    —Mons. Romero, 9 de abril de 1978
Oración por la Beatificación

 
Post a Comment