Thursday, January 08, 2015

Teólogos vaticanos reconocen Romero es mártir





El arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero fue asesinado “por odio a la fe.” La noticia viene en un adelanto del “Avvenire” del viernes 9 de enero de 2015. Los miembros de la commission de teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos dieron sus votos unánimemente positivos sobre el martirio sufrido por el Arzobispo de San Salvador 24 de marzo 1980. Se trata de un paso decisivo para el obispo latinoamericano asesinado mientras celebraba la Eucaristía y que ya la gente aclama como un santo. Ahora, de acuerdo con la práctica canónica, para la beatificación queda el juicio del Congreso de los obispos y cardenales, y finalmente la aprobación del Papa. El caso, que comenzó en marzo de 1994 y al año siguiente concluyó su fase diocesana, había llegado a Roma en 1997, promovido por el postulador Monseñor Vincenzo Paglia. Francisco citó a Romero justo en su última audiencia general: el arzobispo de San Salvador, dijo Bergoglio “, dijo que las madres que viven un “martirio materno”.
Análisis inicial

En primer lugar, la importancia del voto de los teólogos es que permite a la Iglesia designar a Mons. Romero como "beato". Este es el primero de los dos pasos en el proceso de la canonización. En el segundo paso, Romero puede ser llamado un "santo".  El primer paso se llama beatificación.; el segundo paso es la canonización. Debido a que Romero fue propuesto para la santidad como un mártir, el decreto que certifica la validez del martirio es todo lo que se necesita para que él sea beatificado. Alguien que no es un mártir (como la Madre Teresa o San Juan Pablo II) requiere la certificación de un milagro para ser beatificado; Romero no.


Todos los candidatos a la santidad, incluyendo mártires como Romero, requieren un milagro para la segunda etapa (la canonización), a menos que el requisito no sea aplicado por el Papa.

Como la nota lo indica, después del vot de los teólogos, todavía hay algunos trámites que deben realizarse para la beatificación, pero, no nos engañemos, convenciendo a los teólogos es el mayor obstáculo. Si tuviéramos que pensar en una metáfora secular para explicar el proceso y la importancia del voto de los teólogos, podríamos pensar que es similar al proceso del jurado bajo el sistema legal estadounidense. Si el jurado encuentra a su favor, eso es un paso importante. Es posible que aún se necesita tener el veredicto certificado por el secretario de la corte, y que el juez emita una sentencia, pero el "trabajo pesado" ya está hecho.

También es significativo que el informe menciona que el juicio de los nueve teólogos fue unánime. Esto sugiere que no existe necesariamente un desconecte dramático entre los que están dentro de la Iglesia y el mundo exterior, donde Romero ha sido muy ampliamente aceptado. También respalda la teoría (propuesta aquí) que la vacilación sobre la beatificación de Romero tenía que ver con las "preocupaciones prudenciales" (en palabras del Papa Francisco) más que con los méritos del caso. El voto unánime de los nueve teólogos también lo hará muy difícil para cualquier escéptico que queda (de los cuales hay unos cuantos) de argumentar que Romero no es merecedor de la santidad.

El mes pasado, este blog predijo que el decreto de beatificación de Romero podría llegar en el plazo de febrero a marzo y este desarrollo es consistente con ese escenario.  Los cardenales se reunirán en 3 de febrero, cuando se va a considerar el martirio de tres clérigos asesinados por el Sendero Luminoso en Perú - causas que plantean cuestiones similares a la de Romero. Por lo tanto, podría tener sentido que los cardenales consideren a Romero en la misma reunión. Si Romero fuera aprobado en ese momento, permitiría a Francisco presentar el decreto de Romero al consistorio ordinario de cardenales ya programado para el 14 febrero. Esto sería especialmente útil si se piensa seriamente saltarse la beatificación y proceder directamente a la canonización de Romero en El Salvador.


Actualización-Reacciones


FINAL (Domingo, 11 de enero): La Arquidiócesis de San Salvador rompió su silencio durante la conferencia de prensa habitual del arzobispo después de la misa dominical. Mons. José Luis Escobar, confirmó las noticias desde Roma y dijo que la Iglesia estaba agradecida, y apoyó el plan del presidente Sánchez Cerén de invitar a todos los presidentes de América Latina a un ceremonia de beatificación. El arzobispo reconoció que “algunos piensan” que saltarse la beatificación y proceder a canonizar a Romero es una opción.  “Si Dios quisiera que de una vez fuera canonizado sería muchísimo mejor”, agregó. Escobar dijo que la conferencia episcopal salvadoreña le está pidiendo a los sacerdotes incluir la oración para la beatificación de Romero después de cada misa. También agradeció al Papa Francisco, “porque después de Dios, ha sido el principal impulsor de esta causa”.

REPORTES ANTERIORES

Debido a que el voto de los teólogos todavía debe ser confirmado, ni el Vaticano ni la Iglesia salvadoreña han emitido una declaración formal este viernes 9 de enero. De hecho, el P. Federico Lombardi, el portavoz oficial del Vaticano, se negó a confirmar o negar la noticia.  Lombardi señaló que Francisco citó a Romero en la audiencia general de esta semana, “lo que significa que está siguiendo la causa con atención e interés”.

En El Salvador, el Presidente Salvador Sánchez Cerén anunció que si el Vaticano declara santo a monseñor Romero y ante la posibilidad de que la beatificación se pueda realizar en el país, el gobierno organizará una celebración en la que se invitará a los presidentes de toda América Latina para que compartan la alegría de este suceso con todo El Salvador. Por otra parte, el canciller de la república, Hugo Martínez expresó el “júbilo” del estado ante la noticia.

Además, las reacciones no han dejado de llegar en los medios sociales.

El postulador de la causa de Romero, el Arzobispo Vincenzo Paglia, registró su reacción en su cuenta de Twitter. “¡Gracias al Señor!”, tuiteó Paglia . “Monseñor Romero amó a Jesús, al Evangelio, a la Iglesia y a su pueblo. ¡Dio la vida por los cuatro!
En San Salvador, el hombre que había sido el postulador de la causa de Romero durante la fase diocesana (ver tabla a continuación para referencia) fue más reservado. Mons. Rafael Urrutia tuiteó un recordatorio de que el voto de los teólogos todavía debe ser confirmado por una comisión de cardenales y obispos, y luego aprobado por el Papa. “Pero es una gran noticia que alegra el corazón y a la Iglesia y a quienes aman a Monseñor Romero”, dijo su declaración.
La Fundación Romero en El Salvador publicó en su cuenta de Facebook: “¡Esperamos que las noticias oficiales lleguen pronto!

Mientras tanto, también en El Salvador, la prensa local informó que el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien estará en El Salvador para conmemorar el aniversario de los Acuerdos de Paz que puso fin a la guerra civil 1980-1992 en esa país, visitará la tumba de Mons. Romero la próxima semana.


El Dr. Duane W. H. Arnoldautor y colaborador de un grupo musical que lanzó una canción popular sobre Romero, dijo a Súper Martyrio que la noticia constituye una reivindicación de “los que ven la justicia como intregal al mensaje del Evangelio”, porque “esto indica que la postura de Romero contra la represión del pueblo salvadoreño era de por sí un imperativo del Evangelio, así como un deber pastoral”.


 
Post a Comment